.

Menu Temp DeportesRCN 2016

deportes-rcn
71760

El reto más grande del baloncesto en 2017

64283
FOTO
Diciembre 31 2016, 14:01
Isaiah Austin. Foto: Basketball Insiders
Las historias de superación siempre están presentes en el mundo deportivo, en esta columna nuestro periodista nos cuenta una muy especial que ocurre en la NBA.

Por: Gonso Moreno

Para iniciar el año le tengo un reto: tápese un ojo, intente encestar un balón desde la línea del tiro libre, corra en línea recta 30 metros a gran velocidad, salte buscando un rebote, o al menos termine de leer este artículo sin destaparlo. Parece una misión difícil, pues así transcurren los días para Isaiah Austin, un joven de 23 años, quien deslumbró a los reclutadores de la NBA antes del Draft de 2014.

Muy pocos sabían que el pívot de la Universidad de Baylor tenía un problema en su ojo derecho. El gigante recibió a los 12 años el impacto de una pelota de béisbol que lo cegó de por vida de ese lado, una condición que se mantuvo en secreto y que no le impidió sobresalir en el baloncesto juvenil.

Cuando Austin decidió ir al Draft de la NBA quiso dejar clara su situación e hizo pública su limitación visual, pero los números de dos temporadas con Baylor eran tan buenos que se convirtió en uno de los basquetbolistas jóvenes más apetecidos hace 2 años: titular en 72 de 73 juegos, 12 puntos, 7 rebotes, 2 tapas y  29 minutos por partido, una carta de presentación brillante para la torre de 2 metros y 16 centímetros; agilidad, poder físico, capacidad defensiva y ofensiva, gran porcentaje de media distancia y una historia de superación atrayente, todo apuntaba a que sería el primer jugador con visión parcial en debutar en la NBA.

Pero tan solo 5 días antes de la lotería la vida volvió a ponerle una prueba a Austin, un examen médico reveló que el coloso sufría el Síndrome de Marfan, una extraña condición que afecta a una de cada 5000 personas en el mundo, la enfermedad se adueñó del corazón del californiano, agrandando más de lo normal su aorta.

En una entrevista dijo que dejaba el baloncesto a nivel competitivo ya que había demasiado riesgo, igual Austin asistió al Draft como invitado del comisionado de la NBA y en la ceremonia lo eligieron simbólicamente, como impulso para su recuperación y porque el sueño de jugar no debía acabar así.

Las lágrimas duraron poco, de nuevo el gigante se encaminó en una ruta que ya conocía, la de la superación: tratamientos, fisioterapias, oraciones y mucha fuerza de voluntad, día a día el reto de superar, de nuevo, la adversidad. No hubo tiempo para el dolor porque a diferencia del baloncesto en la vida el reloj no se detiene. Ese trabajo arduo dio resultado, casi tres años después tiene el visto bueno de los médicos, puede volver a competir, y el camino a la NBA parece florecer otra vez.

"Fui bendecido por la gracia de Dios para recibir una segunda oportunidad, para perseguir mi sueño de jugar al baloncesto. Todo sucede por una razón y estoy dispuesto a compartir mi testimonio", así lo anunció Isaiah en sus redes hace unos días, de inmediato el mundo del baloncesto se alegró.

Ahora con una sonrisa más grande que él, visita los diferentes equipos de la NBA para mostrar que su talento sigue intacto y aunque en cada ciudad debe hablar de su pasado, él prefiere enfocarse en el futuro, en ese que está por llegar como premio por su tenacidad. La primera parada en esta nueva ruta es confirmarle a todos que su condición es normal porque el miedo de los equipos en Estados Unidos con esta clase de problemas de salud es muy grande, hace poco Chris Bosh tuvo que dejar el baloncesto por una situación médica.

Isaiah Austin espera volver a disfrutar del baloncesto ya sea en la NBA, la D-League,  o en alguna liga del mundo; en realidad no importa el siguiente paso porque ya su nombre marcó la historia, lo que venga será la culminación de un ejemplo para la vida. Ahora, destápese el ojo porque necesitará los dos para disfrutar de todo el talento de Austin cuando vuelva a pisar un maderamen de forma oficial.

DeportesRCN.com

 

 

Más Noticias

El entrenador español arribó a la capital antioqueña para finiquitar los detalles de su vínculo con Atlético Nacional e iniciar la confección del plantel de la temporada que viene.

El delantero colombiano exhibió su habilidad con el instrumento musical, ratificando su gusto por el vallenato. ¿Será el próximo Rey Vallenato?

El cuadro 'cardenal' visita al ecuatoriano Fuerza Amarilla este martes, en la ida de la segunda ronda del torneo continental (7:45 p.m.).

Así lo informa el diario inglés 'The Sun', el cual da por hecho el arreglo entre los 'Diablos Rojos' y el mediocampista colombiano.